Sandwich de ensalada de pollo y zumo de melocotón. Y hacía mucho tiempo que no tomaba nota de lo comido. Mal hecho. Así luego no puedo reñirme debidamente.

Me han dejado entrar diez minutos en UCI. Ya estaba despierto y no tenía mal aspecto. Bastante mejor que el que tenía yo con todo ese plástico verde encima. Se ha reído un poco al verme y ha dicho que parecía un condón gigante. Le he dicho que me habían puesto la bolsa de la papelera porque no había batas de mi talla y se ha reído aún más. La primera vez que me hace feliz que alguien se ría de mí. He pasado los diez minutos acariciándole la cabeza y mirándole con cara de panoli, así que supongo que habrá acabado de mí hasta las pelotas. Bueno. Ajo y agua. Para eso eran mis diez minutos.

La doctora me ha dicho que le pasarían a planta esta noche si seguía evolucionando.

Si encuentro de dónde sacar el dinero, pienso comprarle una tarta de chuches. De muchas chuches. De mil chuches. De millones de chuches.