Opuestos

Estoy pelín pesadito con lo del entrenamiento ¿no? pues hala, hoy un poco más.

Se me han ido los daños y los dolores. No solo de espinazo, también de agujetas. Ayer hice una apuesta con Jon K. Me dijo que no debería tener dolores esta semana de ningún tipo, porque "mis músculos ya estaban despiertos" (cágate lorito) y que si me dolía suponía que él no era un buen entrenador. Aposté con él. Le dije "si me duele algo, me das otro día de descanso." Aceptó. Perdí. Ayer volvió a machacarme con 15 minutos de infierno y hoy... nada. Me he levantado con un alehop, tan pichi. Al contrario. Bastante menos crujiente y espeso que otras veces.

No sé. Le quiero mucho, pero a veces me gustaría calzarle una hostia pequeñita. Tenías que vernos durante el entrenamiento. Yo colorado como un pimiento, sudando hasta por las orejas, soltando estertores y nopuedos y coños, y él tan majo, tan sonriente, tan pimpan. Haciendo sus 920.345 abdominales, sin despinarse. Bajando y subiendo mientras sonríe con sus dientes blanquísimos y me dice "el cuello más recto, tiene que ser prolongación de la columna, Ari."

El - cuello - más - recto - tiene - que - ser - prolongación - de - la - columna - Ari. Doce palabras. Doce palabras pronunciadas sin ningún esfuerzo mientras sube y baja en su abdominal cuarentamil.

Yo tengo que tomar aire, aliento y descanso, solo para decir "coñorfshg" en la número dos.