Suerte

Ayer me tocaron 279,08€ en el euromillón (los 8 céntimos son importantes). Casi me da un ataquito, porque vi los números en nosequé canal mientras hacía un zapping y empezaron a sonarme todos. No sé por qué siempre me fijo en los números que juego en el euromillón, incluso a pesar de que los hago aleatorios de máquina y jamás se repiten. Pero siempre los miro y los mediomemorizo. Manías de esas de viejo-joven. Así que cuando vi el cinco, el ventiséis, el cuarenta... algo en el cerebro me hizo clic. Lancé por los aires los cubiertos con los que estaba cenando y casi me dejo los dientes en el pasillo yendo a buscar el boleto entre mis ventitantos bolsillos de pantalones y chaquetas varias. Porque esa es mi manía de joven-viejo. No saber jamás a la primera dónde coño he metido el boleto del euromillón. Al final lo encontré en la cartera (uno es ordenado cuando menos se lo espera) y resultó que tenía 4+1. Estaba solo conmigo mismo porque Jon estaba volviendo de Zaragoza y la chiquillería estaba acostada y cenada, así que básicamente lo celebré dando saltos y vítores con los gatos (los perros no estaban para trotes).

Anoche me parecía un dineral. Hoy he hecho el reparto.
Trepador de gatos: 60€
Colcha de dinosaurios para María: 50€
Balón reglamentario para Simón: 30€
Auriculares para Pedro: 30€
Juguete chinchilla: 30€
Fifa 16 PS4 para Jon: 40€
Mordedores perros: 40€

No se me puede negar que soy un joven-viejo-joven rápido, efectivo y apañao.