HE TERMINADO LOS EXÁMENES

Anoche me puse malo-raro. Ya estaba malo-raro por la tarde, cuando me dio el picazo de bajón. Jon está preocupado por mis minicrisis. Este mes han sido cuatro. Uno a la semana. Vengo a ser un chungo muy organizadito. El de ayer fue más evidente porque tuve náuseas y ya me tuve que acostar primperanado. Yo no me preocupo demasiado. Desde que sigo su entrenamiento no he vuelto a tener dolor de cervicales, así que supongo que son bajones de tensión y ya nos avisaron que el hipotálamo iba a ser un festival de luz y color, así que... paciencia. Tengo que ir ya al médico a llevar los análisis de este trimestre, así que aprovecharé para decírselo y que me jodan un poco las vacaciones con más agujas. Total, donde pinchan una, pinchan cuatro. Como decía mi padre: si será por venas...

Hoy he tenido el último examen. EL ÚLTIMO. Le digo a Jon K. que probablemente en mis chungos también influya la falta de sueño por utilizar las noches para estudiar. Ayer no lo hice y hoy me he levantado fresco como un repollo. Y el examen me ha salido perfecto. De matrícula. Ya ves tú. El del lunes, que lo trabajé hasta la saciedad, una mierda y el de hoy, que le hice un pimpán y ya, niquelado. Para que luego me digan que no hay que abrazar el caos.

Seguimos sin saber ni puñeta de "la novia" de Pedro. He estado pinchando a Jon para que husmee un poco con eso de que es el entrenador del equipo de fútbol, pero ha puesto una de sus medias sonrisitas canallas y me ha dicho que debería darme vergüenza solo por pedírselo. Me he quedado con cara de vaca mirando al tren. La verdad es que tiene razón y debería darme, pero qué quieres. Es Pedro. Pedro, al que nadie podía tocar, ni dar un beso. El que hasta hace dos años ni siquiera quería oír lo que sucedía a su alrededor. Ahí lo tienes. Con novia. El jodío. Yo aquí todavía jugando con muñequitos de spiderman y él con novia. Jon le quiere hacer una tarta de circuitos electrónicos y me ha pedido que le haga un dibujo para montar el fondant. Ya ves tú qué coño sabré yo de circuitos electrónicos. Una tarta de jirafas azules. Ahí. Ahí parto la pana. Pero...¿circuitos?

Hace mucho tiempo que pinto jirafas. Cada vez dispongo de menos horas libres para estar loco.