Junios

Otra vez la conserje del colegio me ha mandado para el edificio de Bachillerato. Y encima con malos modos. "¡NO PODÉIS ESTAR POR LOS PASILLOS EN VUESTRA HORA DE CLASE" . Vamos... que le ha faltado meterme en la clase a collejas. Ya van cuatro. Y es de esas cosas que por la mañana me hacen gracia, por la tarde me dan que pensar y por la noche me hunden. Probablemente, mañana por la mañana pasaré mis buenos diez minutos delante del espejo preguntándome por qué no me sale barba más que en el mentón, como a Shaggy. Y probablemente venga Jon a sacarme del ensimismamiento con un muerdo de culo o algo así. Lo de morder culos viene a ser su hobby favorito. Forma parte de su ritual de todas las mañanas. Ducharse, cepillarse los dientes y morderme el culo. Pasarán los años, llevará ya los dientes pegados con Corega y SEGUIRÁ MORDIÉNDOME EL CULO TODAS LAS PUTAS MAÑANAS.

No... No lo digo con rabia. En realidad es casi tierno. Viene a ser como estar casado con una cría de mapache de 95 kilos.

Y En otro orden de asuntos relativos a bestezuelas... ayer María batió record de pegatinas rojas. La principal por negarse a hacer una manualidad de clase. Nos extrañó. Ella es bruta, pero no desobediente. Así que profundizamos un poco en el asunto y resultó que lo que habían estado haciendo era una lámpara de Aladino en cartulina y brilli-brilli, en la que luego los niños tenían que dibujar tres deseos y meterlos dentro, como en el cuento. Y María se lo pasó por el forro y en sus tres papelitos dibujo tres dinosaurios. Y se lo explicaron. "No, María, tienes que poner tres cosas que desees ¿vale?" y le volvieron a dar sus tres papelitos. Y ella volvió a dibujar sus tres dinosaurios. Al final, y después de tres intentos y nueve dinosaurios, le cascaron la pegatina roja. Supongo que más que por desobediente, por cansina. Cuando me la llevaba de camino a casa le pregunté "¿por qué no has dibujado tus tres deseos, María?" y ella me dijo "Es que no nesesito nala ara mismo..."

Me dejó muerto, claro. Pero ya sabes... Eso no es ninguna novedad.